Brrummm, brruuummm

Veo pasión, siento motor

Un café?

El otro día quedé para tomar un cafe con un amigo y conversar sobre nuestras visdas, ya que hacía mucho que no nos veíamos.

 Empezó a contarme sus historias, no muy positivas eran…hasta que llegó el café que pedí. Os puedo asegurar que éste café hizo que olvidáramos por unos momentos los malos rollos que me estaba contando.

 Parece mentira lo que hace un corazón. Simplemente te vuelve más tierno o te hace vovler como un niño de nuevo…

Perdón por la refelxión, debe ser que se acerca Navidad y todo es como un cuento de hadas con sabor a algodón de azucar…

noviembre 14, 2007 Posted by | El día a día | 3 comentarios